Bolas chinas

Bolas chinas o geisha, ¿qué son?

Las bolas chinas, como función principal, se utilizan para fortalecer la musculatura del suelo pélvico, lo que consigue múltiples beneficios para la salud, ya sea como el de tener una mejora en tu vida sexual, haciendo que la sensación de la penetración sea más intensa, evitar problemas de pérdida de orina, prolapsos, caída de los órganos intraabdominales, o también para el aumento de la lubricación natural.

Te presentamos varios tipos de bolas chinas:

  • Pesas vaginales. Básicamente consiste en una esfera que contiene un peso. Se utiliza para realizar ejercicios Kegel.
  • Bolas chinas o Ben Wa. Presentan una bola interna que se mueve, provocando que el músculo se contraiga y fortalezca.
  • Bolas con vibración. Tienen sus propios patrones de vibración, y además inclusive existen modelos avanzados con programas de entrenamiento.

¿Cómo usarlas?

Es importante señalar que el uso de las bolas chinas, ha de realizarse en movimiento. Te recomendamos que empieces poco a poco, de manera progresiva: primero 5 minutos al día, luego 20, 25… 30. Eso sí, nunca llevarlas puestas más de 1h al día. ¡Es simple!

En caso de que al introducirlas o retirarlas, estas provoquen algo de dolor, desaconsejamos su uso. 

Consejos para elegir las bolas chinas:

  • El tamaño del tampón. Ya sabéis, a partir de ahí, elegiréis el modelo pequeño, mediano o grande de bolas.
  • Haber tenido un parto por cesárea (pequeña/mediana)
  • Parto vaginal previo (mediana/grande)
  • Músculos del suelo pélvicos débiles (mediana/grande)
  • Si se os mueven los tampones (mediana/grande)

El tamaño determinará su diseño:

De bola única. El peso es más ligero y, eso hace que sea más apropiada para un tamaño interno reducido. Son ideales.

De dos bolas. De peso medio a pesado, son apropiadas para tamaños internos medianos/grandes.

Beneficios de las bolas chinas

Como otras muchas cosas, las bolas chinas aportan beneficios a las mujeres adultas y sanas que las usan. Pueden ayudar a mejorar el tono de los músculos del suelo pélvico, aumentar la irrigación sanguínea y entre otras cosas, a mejorar la lubricación natural de la vagina. Así mismo, lo más probable es que logremos una mejoría bastante considerable en la calidad de las relaciones sexuales. Eso quiere decir que tendremos orgasmos más largos e intensos, buena recuperación de la sensibilidad sexual si, por ejemplo, la hemos perdido tras un parto largo. Y así, un suelo pélvico tonificado ayudará a evitar incontraencias urinarias y disminuirá en algunos casos el riesgo de prolapso.

Consejos

Es conveniente utilizar un poco de lubricante vaginal al momento de introducir las bolas chinas.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.