¿Cómo tener orgasmos más intensos? 5 secretos solo para Ellas…

Hablemos de los orgasmos femeninos. Tanto si buscas consejos como si sólo quieres saber más sobre el funcionamiento del cuerpo femenino, estás en el lugar adecuado.

En lo que respecta a los orgasmos en la mujer, es posible que sientas que falta algo en tu vida sexual si es algo con lo que tú o tu pareja lucháis. A decir verdad, es perfectamente normal y es algo que preocupa a muchas personas. Así que quítate la presión de encima y deja de pensar que es tu culpa, porque pensar demasiado sólo te alejará del gran orgasmo.

¿Qué es un orgasmo femenino y cómo se siente?

 

Empecemos por precisar qué es el orgasmo femenino y cómo se siente. La mejor manera de describir un orgasmo es como una sensación de placer intenso que se produce durante la actividad sexual. Puedes alcanzar un orgasmo mediante la masturbación o un encuentro sexual. Mientras se estimulan tus zonas erógenas o puntos de placer, sentirás una excitación y una acumulación de placer incontrolable. El flujo sanguíneo en la zona genital comienza a aumentar y el ritmo cardíaco se acelera, lo que puede provocar una respiración agitada. A medida que te acercas al clímax, experimentarás una liberación placentera abrumadora que puede ir acompañada de contracciones de los músculos genitales y de la eyaculación.

El orgasmo femenino puede ser más difícil de identificar que el masculino, pero puede ser igual de placentero y se consigue de la misma manera, mediante la excitación sexual.

¿Existen diferentes tipos de orgasmo?

Como si el orgasmo femenino no fuera lo suficientemente complejo, sí, existen múltiples tipos de orgasmo. Las mujeres experimentan el orgasmo a través de diferentes tipos de estimulación, como la anal, la del clítoris, la del pezón y la vaginal. En otras palabras, si puedes estimularlo, puedes tener un orgasmo por ello. Hay una gran variedad de formas de estimular estas zonas, pero vamos a ver dos de las más populares, los orgasmos clitorianos y vaginales.

Orgasmos de clítoris

Situado en la parte delantera de la vulva, junto a los labios, el clítoris no sólo es de fácil acceso, sino que tiene muchas terminaciones nerviosas que proporcionan un gran placer sexual cuando se estimulan. Tanto si quieres masturbarte como dar placer a tu pareja, la estimulación del clítoris es una forma eficaz de alcanzar orgasmos intensos. Puedes estimular el clítoris con los dedos o con un juguete sexual. También puedes pedirle a tu pareja que lo haga o incluso probar con el sexo oral. Como sabemos, cada cuerpo es único y lo que una persona hace para alcanzar un orgasmo de clítoris puede no funcionar para otra, así que la mejor opción es experimentar y ver qué funciona para ti.

Orgasmos vaginales

Pasando a los orgasmos vaginales o lo que comúnmente se conoce como orgasmos del Punto G. Hay varias formas de estimular el punto G y puede ser divertido hacerlo sola o en pareja. Antes de conseguir un orgasmo vaginal, es importante que sepas dónde está el Punto G. Si es la primera vez que utilizas un juguete o si no lo sabes, nuestro blog «Cómo encontrar mi punto G» te resultará muy útil. El punto G puede estimularse con un juguete sexual, pero necesitarás un vibrador o un consolador para alcanzar este punto de placer interno. Si no te gustan los juguetes sexuales, puedes intentar alcanzar un orgasmo del Punto G a la antigua usanza, con la penetración. Probar diferentes posturas sexuales te ayudará a descubrir cuál es la que te resulta más cómoda y da en el punto perfecto.

Es importante señalar que no debes sentirte decepcionada si no consigues llegar al orgasmo en algún momento, ya que hay un gran número de factores que pueden afectar a ello, como tu salud mental, tu salud sexual, tu deseo sexual o incluso tu estado de ánimo.

¿Qué puedo utilizar para mejorar los orgasmos?

 

Los juguetes sexuales son una forma estupenda de estimular las zonas erógenas y favorecer los orgasmos. Sin embargo, la elección del juguete sexual depende del tipo de orgasmo que quieras experimentar. Si lo que buscas es un orgasmo clitoriano, te recomendamos un vibradocomo  Inspire (69,99 €), es un estimulador oscilante único para acelerar la excitación femenina y aumentar la sensibilidad de las zonas íntimas.

Si quieres aventurarte en la estimulación interna, puedes explorar los vibradores del punto G, que son perfectos para fomentar los orgasmos vaginales. El elegantemente curvado vibrador Ohmama cuenta con un cuerpo de silicona suave y sedoso con 20 modos de vibración. Para la doble estimulación, tenemos una amplia gama de vibradores de conejo como el Intense Rabbit Roger Rosa (12,95 €). Este vibrador de conejo cuenta con un brazo de oreja de conejo que revolotea para que puedas estimular tu clítoris además de tu Punto G.  Te recomendamos que acompañes tu juguete sexual con lubricante.

Para que la experiencia sea lo más placentera posible y te proporcione la máxima comodidad, te recomendamos que acompañes tu juguete sexual con lubricante.

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico también puede contribuir a mejorar los orgasmos. El fortalecimiento de estos músculos aporta muchos beneficios para la salud, como la ayuda para el dolor de espalda, la debilidad de la vejiga y el dolor durante las relaciones sexuales. Tanto si sufres alguno de los problemas mencionados como si sólo quieres tener mejores orgasmos, los ejercicios de kegel contribuirán en gran medida a tu bienestar. El sistema de tonificación Kegel de Svakom (39,95 €) hace que los ejercicios kegel sean fáciles y placenteros. El set incluye 3 bolas de kegel de diferentes formas y pesos que te permiten entrenar a tu propio ritmo.


Cómo tener mejores orgasmos

No hay una forma definitiva de alcanzar un orgasmo, pero aquí tienes 5 cosas que deberías recordar para tener mejores orgasmos:

Experimenta – Prueba diferentes técnicas de estimulación en todas las partes de las zonas erógenas. Una zona puede ser más sensible que otra y, por tanto, proporcionará el mejor orgasmo cuando se estimule correctamente.

Comunicación – No digo que vayas a ver a un terapeuta sexual, sino que escuches lo que te pide el cuerpo. Tanto si lo haces solo como con tu pareja, la comunicación es clave para saber lo que quiere tu pareja.

Sin presión – No debes presionarte a ti mismo ni a tu pareja para llegar al orgasmo. Al fin y al cabo, puedes seguir divirtiéndote sin un orgasmo y es probable que la presión desanime un orgasmo.

Investiga – Leer información como esta o conversar con otras personas que también pueden estar luchando por el orgasmo o tal vez son un profesional y pueden compartir algunos consejos, te abrirá los ojos a las cosas que debes o no debes hacer para lograr mejores orgasmos.

Facilita la estimulación de tus puntos de placer probando diferentes juguetes sexuales y potenciadores del orgasmo. No te olvides de usar lubricación si es tu primera vez o para que las cosas vayan más rápido.

 

 

Deja un comentario